Aislante Acústico

Cuando hablamos de ruido podemos simplificar en:

Ruido de impacto

Ruido de resonancia o reverberación en el interior de un ambiente

Ruido por transmisión entre los ambientes o el exterior

En el ruido por impacto (por ejemplo la cada de un objeto, el taconeo sobre la pavimentación del piso de arriba, el desplazamiento de muebles, el efecto tambor sobre cubiertas de chapas metálicas etc.) el PAYMO® es uno de los mejores materiales existente en el mercado. Los resultados prácticos cumplen abundantemente la Normativa y las certificaciones nos avalan.

PAYMO® tiene que ser aplicado antes de poner la pavimentación solapando los verticales de las paredes por unos cuantos centímetros. Un espesor de 3 mm es suficiente para amortiguar este tipo de ruido.

Para el ruido de reverberación y resonancia (por ejemplo un centro deportivo con problemas de eco en el cual precisa absorber parte del ruido y evitar que las hondas de sonido se reflectan sobre las paredes y vuelvan atrás con la misma energía) necesita aumentar la superficie absorbente con un producto relativamente blando y que reflecta las hondas en más direcciones y no solo a 90 grados frente al ángulo de incidencia.

El PAYMO® a utilizar es el de granulometría mediana (entre 1 y 2 mm) o gruesa (entre 2 y 3 mm) aplicado en un espesor de 3 – 4 mm. De ésta forma las hondas de sonido encontrando una superficie poco reflectante, rugosa, relativamente blanda y mucho más amplia (por lo menos 2,5 veces la superficie no proyectada), vienen absorbidas en un buen porcentaje, se reflectan en todas direcciones y aumenta el tiempo de reverberación eliminando el eco y devolviendo una energía sonora mucho más reducida respecto a la energía de la fuente de ruido, dando como resultado que una buena parte se ha quedado en las partículas de corcho.

El ruido de transmisión (ruido rosa) es el más problemático y la nueva Normativa es muy exigente al respecto.

Como en el caso del aislamiento térmico no se puede responder a la pregunta directa Cuanto baja en decibelios una buena capa de PAYMO® ? además no existen cálculos teóricos y solo la experiencia, viendo una obra a ejecutar con el fin de aumentar el aislamiento acústico, nos permite evaluar los trabajos necesarios para conseguir los datos que la normativa exige.

Antes de empezar las obras tenemos que medir la situación del estado actual; a veces necesita aumentar el peso de la estructura, poner más lana de vidrio y colchones a densidades distintas, una buena capa de corcho a granulometría gruesa aplicada a las paredes y una segunda capa de terminación, a veces puede necesitar también añadir una tela asfáltica vertical después de la lana de vidrio para que reflecte las ondas sonoras y la devuelva atrás, otra vez a la lana de vidrio, etc. Como se puede evaluar, éste tipo de aislamiento es complejo y siempre necesita de un estudio previo que no se resuelve por medio de cálculos.

A veces también puede ser suficiente exclusivamente una buena capa de corcho en granulometría gruesa de terminación para resolver el problema.

Es importante saber que duplicando el espesor del material aislante no se consigue el doble de aislamiento acústico siendo que el espesor del aislante en función del aislamiento conseguido sigue una función logarítmica

Examinando el gráfico de una honda de sonido en el tiempo (eje de las abscisas) y en las frecuencias (eje de las ordenadas) que nuestro oído puede escuchar (entre 125 Hz y un poco más de 4.000 Hz)

Tenemos que saber que las frecuencias agudas (las más altas entre 2.000 Hz hasta más de 4.000 Hz) se pueden eliminar por medio de aislamiento con materiales fibrosos (lanas de vidrio o de rocha): las fibras absorben la energía sonora y la transforman en atrito (energía calórica).

Las frecuencias graves (bajas: entre 125 hasta 1.000 Hz) se eliminan con un buen peso (Ley de la masa) de los componentes que constituyen el paramento a aislar.

Las frecuencias medianas (entre 1.000 hasta 2.000 Hz) se eliminan con un material absorbente; en el caso especifico, con PAYMO®

Entonces, para aislar acústicamente ruidos de transmisión, necesita un paquete con la composición de los tres elementos:

Lanas de vidrios o de rocha (en colchones o paneles resinados)

PAYMO®

Peso de la estructura a aislar

Para el primer y tercero elemento, en nuestras numerosas obras de aislamiento de paredes, hemos utilizado siempre un producto de paneles compuestos de una lamina de Pladur de espesor 10, 12 o 15 mm al cual ya está pegado un panel resinado de lana de vidrio de espesor 25 o 40 mm en el aislamiento de techos hemos puesto dos capas de lana de vidrio o de rocha a dos densidades (por ejemplo 30 y 60 Kg. /m3) y, a veces, hemos tenido que añadir peso a la estructura del techo con paneles de Pladur colgados hasta chapas metálicas en los casos que el peso de la cubierta fuese inapreciable (Por ejemplo: una cubierta de Uralita y nada más)

Finalmente hay que tener en cuenta un factor importantísimo en las obras a ejecutar en el sector de los aislamientos acústicos: los PUENTES ACÚSTICOS.

Todos los trabajos hechos, los materiales elegidos, los estudios previos a la obra, los gastos para el encargo de la medición inicial, el cuidado puesto en la ejecución de la obra, no valen para nada si no hemos tomado atención específica en este factor.

No se admiten más comentarios